Contáctanos

Seleccionar página

Entrevista a Javier Bringola, entrenador del Liga Nacional Juvenil

18 abril, 2020 | Blog, Destacado, Entrevistas, Sin categoría

Hoy hablamos con Javier Bríngola, entrenador del Liga Nacional Juvenil de la UD Amistad, uno de los entrenadores con más nombre y trayectoria dentro del club.

En primer lugar, vamos a realizar un primer bloque en el que conozcamos más detenidamente a Javi, para todos aquellos que no lo conozcan.

P. Javi, ¿puedes hacernos un repaso de tu trayectoria profesional como jugador y entrenador?

Como jugador tuve una trayectoria bastante corta. Empecé jugando en el equipo de mi colegio  (Dominicos) hasta alevines. Luego ya nos fusionamos con el Santo Domingo Juventud y jugué solo un año más. Respecto a la labor de entrenador, la temporada siguiente a dejar de jugar estuve ayudando a Vicente Ramos en el Santo Domingo Juventud. Unos años más tarde comencé a entrenar en mi colegio a Fútbol Sala hasta que Mariano Ayneto me reclutó para la UD Amistad nada más y nada menos que hace quince años.

P. Son ya muchos años en el club y una persona totalmente reconocida tanto dentro del club como en el fútbol base aragonés, ¿crees que esta etapa al frente del Liga Nacional Juvenil es tu momento cúspide en tu carrera?

Está claro que sí que lo es. Es una enorme responsabilidad y un orgullo ser el entrenador del primer equipo del club y así se lo hago sentir a los jugadores. Hay muchos equipos en el resto de categorías que tienen como referente al primer equipo y eso mis jugadores lo saben.

La situación actual es tan novedosa como preocupante, entremos en el análisis sobre ello.

P. Lo primero que tenemos que preguntarte Javi, ¿qué tal estáis pasando estas semanas?

Con incertidumbre porque no sabemos lo que va a pasar y cuándo se va a volver a la normalidad. Los días son bastante rutinarios, por la mañana teletrabajo y por la tarde dedico el rato principalmente a estar con mi familia. 

P. Una situación novedosa que además te coge con dos miembros más en casa, ¿qué tal lo están pasando?

Los niños son sorprendentes y se adaptan muy bien a todo. Lo cierto es que hay momentos de cierta locura ya que ambos son muy pequeños; la niña tiene tres meses y de momento es bastante tranquila pero el “mayor” (tiene dos años y medio) necesita más movimiento y a ratos se le hace cuesta arriba estar tanto tiempo encerrado. Pero realmente no nos podemos quejar.

P. Todo el fútbol está parado y tiene poca probabilidad o prácticamente nula de retomarse esta temporada, ¿tiene confianza en que en agosto se pueda volver a entrenar y jugar en septiembre?

Es una pregunta complicada ya que no sabemos a ciencia cierta nada. Estos días se decía que se iba a reanudar la liga en mayo y al día siguiente que no se iban a reanudar las ligas. Es difícil prever qué puede pasar. Yo personalmente creo que no se va jugar más esta temporada y veremos si podemos empezar la siguiente. Ojalá sea así y podamos volver a la normalidad lo antes posible. 

P. Cuando podamos volver a entrenar y a jugar, ¿crees que todo seguirá como lo dejamos a mitad de marzo, o cambiará todo?

Yo creo que nos va a costar volver a entrenar, a salir de casa constantemente, a estar en reuniones, clases,etc. Necesitaremos tiempo para volver a sentir la normalidad. Al principio es posible que tengamos desconfianza y espero que con el tiempo desaparezca y nos podamos relajar un poco. Pienso que a corto plazo nuestras vidas y nuestra expectativas han cambiado mucho desde que empezamos el confinamiento.

P. A pesar de que las previsiones apuntan a que no se volverá a jugar, ¿sigue enviando ejercicios y pautas a sus jugadores para estos días?

Sí y lo seguiremos haciendo. Estoy siendo asesorado por un buen amigo que es preparador físico y les mandamos microciclos semanales de trabajo. Les hago ver que es algo que les va a venir bien a ellos ya que no pueden estar parados desde marzo hasta el inicio de la pretemporada. Además, también es importante en el aspecto psicológico. Son chicos que están acostumbrados a hacer deporte, son activos, y necesitan estas tareas y rutinas para sentirse bien. 

P. ¿Cómo están los jugadores a nivel anímico estos días?

La semana pasada hicimos una videollamada con ellos para saber cómo se encontraban y por si tenían dudas del trabajo que les estábamos mandando y vimos que en general se encontraban bien aunque algunos de ellos ya estaban agobiados con la situación. Como he dicho antes, necesitan salir, hacer deporte, socializarse y a algunos les está costando más que a otros.

Pasemos al siguiente tema, la temporada del equipo hasta el parón. 

P. Háganos una descripción de cómo es el equipo.

Es un EQUIPO. Tenemos un grupo excepcional, tanto en lo deportivo como en lo personal. Durante la temporada han demostrado tener compromiso (tanto los que llevan tiempo en el club como los nuevos), sacrificio y si además, son buenos jugadores, que lo son, es más fácil que las cosas salgan bien. Los jugadores han sabido poner su calidad al servicio del equipo. Desde la portería, hemos defendido en la mayoría de los partidos muy bien, como un bloque y como además, en las posiciones de arriba teníamos mucha calidad, pues hemos sido un equipo difícil de batir. Teníamos mezcla de veteranía que ya había competido en Liga Nacional o de tercer año (Ibáñez, Jorge López, Ángel Mañanes, Borao, Jesús, Reque, Adrián Marco, Ponti, Víctor, Xabi y Urgel) con gente de segundo año con mucha ilusión y que ha demostrado total validez para la categoría (Esteban, Martínez, Candau, Morlanes, Mario, Tena, Álex y José Luis). La mezcla ha sido muy positiva ya que son necesarias tanto la experiencia como las ganas de demostrar que pueden estar en una categoría tan fuerte como Liga Nacional.  

P. Tras un inicio de temporada algo más dubitativo, el equipo había cogido el ritmo en las últimas jornadas, ¿no?

El equipo era nuevo y las perspectivas en agosto no “parecían” ser muy positivas. Desde fuera del club se veía al equipo como un equipo que lucharía por evitar el descenso. Sin embargo, desde la pretemporada el equipo dio la sensación de que iba a ser una buena temporada. Evidentemente los rivales también son muy buenos y había que saber competir pero las sensaciones eran muy buenas. En el torneo del Escalerillas había rivales de muchísima entidad y llegamos a la final compitiendo hasta la prórroga contra el Ebro de D.H.J. El inicio de temporada por calendario era complicadísimo ya que en las primeras cuatro jornadas nos enfrentábamos a tres rivales que a priori iban a luchar por ascender y de hecho solo obtuvimos tres puntos, pero las sensaciones fueron muy buenas y se nos fueron puntos por detalles. A partir de ahí el equipo compitió en la mayoría de los partidos y sacamos muchísimos puntos. La dinámica antes del parón era muy buena ya que habíamos conseguido la cuarta plaza.

P. Victorias en la Ciudad Deportiva, en el campo del Montecarlo y frente al poderoso Olivar, ¿con qué triunfo se queda de estos tres?

Suena a tópico pero cuando llevas tantos años entrenando, todas las victorias te parecen importantes porque sabes lo que cuesta ganar los partidos. Cierto es que los partidos que nombras fueron especiales. Para la mayoría del grupo y para el cuerpo técnico también fue la primera vez que ganamos en la Ciudad Deportiva. Esas victorias nunca se olvidan. Ganar al Olivar nos dio también muchísima moral ya que solo había perdido un partido y por último, todos sabemos lo difícil que es ganar en el campo de Montecarlo. En esa victoria vi que el equipo se “había acostumbrado” a ganar ya que cuando entré al vestuario los chicos estaban tan tranquilos. Les dije que lo celebraran, que es muy difícil ganar en ese campo y que ellos eran muy buen equipo.

P. Si tuviera que definir a su equipo, ¿cómo lo describiría?

Es un bloque unido. Si hemos hecho buena temporada es porque todos iban a lo mismo. Cuando había que defender, defendíamos todos y cuando había que atacar, atacábamos todos. Fuera del campo había buen ambiente y eso se transmite dentro del campo. Arriesgábamos mucho porque hacíamos la presión muy alta y eso conllevaba que nos podían hacer daño a la espalda de la defensa pero también nos permitía robar cerca del área rival. También hemos estado muy acertados en el balón parado tanto en la ejecución como en la finalización y eso nos ha ayudado a sacar puntos.

P. Cuando prepara una plantilla y tiene que buscar jugadores, ¿qué es lo primero en lo que se fija de un jugador?

Lo primero que hago es fijarme en los jugadores que vienen de abajo. Si es posible contar con ellos siempre es mejor que tener que fichar de fuera. Una vez que detecto (equivocadamente o no) que hay alguna carencia, lo primero que te entra por los ojos son sus cualidades futbolísticas (pase, control, manera de defender, cómo se desenvuelve tácticamente). Luego, otras cosas que tenemos en cuenta son sus características personales: cómo trata a los compañeros, al árbitro, al entrenador, si lo conoce alguno de la plantilla se le pregunta cómo es como persona… Es un todo, no te puedes fijar solo en un apartado porque el informe quedará sesgado.

P. El cuerpo técnico es una parte fundamental y muchas veces están a la sombra ante el primer entrenador, ¿qué importancia tiene estar bien rodeado de un buen cuerpo técnico?

Para mí es fundamental. Y lo digo de verdad. Me gusta mucho que ellos opinen sobre las decisiones que hay que tomar y te puedo asegurar que no doy ni una sin consultarles. Al final el “responsable” del equipo soy yo pero para mí todos son igual de importantes. Además, por el tema laboral (reuniones, cursos, etc.) falto algunos días a entrenar y dependo totalmente de ellos.  Déjame nombrarlos porque ellos trabajan en la sombra y se merecen mi gratificación y mi enhorabuena por la temporada que hemos hecho. Tanto Facun, Wilson y Fernando en la parcela técnico-táctica como Diego en la labor de fisioterapeuta y Jesús en la de delegado han hecho una labor de diez, no, de once. Por último, quiero nombrar a Kike Lozano y darle las gracias porque siempre está ahí cuando lo necesito.

P. Con tanta experiencia como tiene, ha podido conocer las distintas categorías de fútbol base, ¿es Liga Nacional Juvenil la más complicada de todas?

Es la más complicada porque eres el primer equipo del club y tienes más presión y responsabilidad. Pero te puedo asegurar que  hay categorías como 1ª Infantil, 1ª Cadete o Juvenil Preferente que son muy complicadas.

P. Haciendo un repaso de su amplia trayectoria, ¿en qué ha cambiado el fútbol actual del fútbol de hace 10 años?

En mi humilde opinión ha cambiado en que hace años los campos eran de tierra pero generalmente eran más grandes y se veía un fútbol más técnico. Ahora desde cadetes es difícil jugar todos los balones desde atrás, combinando, ya que los campos son más pequeños y predomina más lo físico, la presión colectiva y lo táctico antes que lo técnico.

Pasamos al último bloque de la entrevista, donde nos gusta entrar un poco más en detalle en la persona.

P. Como entrenador, ¿cómo se definiría?

Como entrenador he sufrido un cambio con respecto a cuando empecé. Tengo más experiencia, en los entrenamientos no hacemos nada prácticamente de forma analítica y sí que trabajamos de forma más global, lo que nos permite tocar muchos apartados con un solo ejercicio. También es cierto que empecé siendo más romántico: jugando en corto, elaborando y combinando más. Ahora soy más pragmático: intento hacer ver al jugador que ni hay que sacar el balón jugado siempre, ni hay que lanzarlo en largo siempre. El buen jugador es el que toma la decisión acertada en el momento correcto.

P. Fuera de los terrenos de juego, ¿cómo es su día a día?

Bastante rutinario. Por la mañana voy a trabajar al Colegio Cardenal Xavierre FESD y por las tardes, salvo los días que tenemos reuniones, aprovecho para estar con mi mujer y los pequeños, preparar entrenamientos, corregir, preparar clases… Los días que tenemos entrenamiento, cuando llego a casa poco más se puede hacer.

P. Esta pregunta es un clásico de todas las entrevistas en cualquier lugar, ¿dedica mucho tiempo al fútbol y más concretamente a su equipo a lo largo de una semana?

La verdad es que sí, pero menos del que me gustaría. Las horas del día son las que son y es muy difícil hacer todo lo que nos proponemos. Ser profesor no es trabajar unas horas por la mañana y no hacer nada por la tarde, con lo que también tengo que invertir muchas horas en mi labor como docente. Por supuesto, intento estar todo el tiempo posible con mi mujer y mis hijos y preparar entrenamientos, ver rivales… Como no me da para todo tengo la suerte de contar con el cuerpo técnico para poder llegar donde yo no llego.

P. Si tuviera que elegir un jugador y un entrenador en quienes se haya podido inspirar más o que pueda poner de ejemplo, ¿quiénes serían?

Como jugador me gustaban los jugadores de calidad. Como ya me voy haciendo mayor, hace años te hubiera dicho Guti o Alessandro Del Piero. Ahora están Messi y Cristiano que están a otro nivel. Como entrenador me fijo mucho en Unai Emery también me gusta mucho Pochettino y siempre que puedo veo vídeos de Marcelo Bielsa.

P. Antes de un partido, ¿sigue algún tipo de rutina habitual?

La rutina de un partido siempre es muy parecida. Preparar la pizarra con la alineación y las pautas que queremos que sigan en ese partido, preparar la estrategia y ya meternos a dar la charla. Luego calentamos y volvemos al vestuario a dar las últimas consignas y a hacer el grito de antes del partido. 

P. Las charlas de vestuario son un momento de intensa concentración, y lograrla es muy complicado, ¿cómo hace para que sus jugadores estén atentos a todas sus indicaciones?

El tiempo para captar su atención es bastante limitado con lo que hay que dar consignas claras, sencillas, frases cortas y si puede ser que sean individualizadas y no generalizadas. Luego hay  veces que les llegas y otras que la información se pierde por el camino.

P. ¿Qué personas son las que le han marcado más en su vida?

Desde luego mis padres que me educaron y me hicieron ser la persona que soy. Sin ellos y su confianza nunca hubiera llegado donde he llegado en todas las facetas de mi vida. Mi madre me ha marcado por lo luchadora y trabajadora que ha sido y esas cualidades me las ha transmitido. Y desde hace muchos años también una persona que está siempre apoyándome es mi mujer, Elena. También le tengo que agradecer el esfuerzo que ella hace para que yo pueda seguir entrenando.

P. ¿Cuáles son sus aficiones fuera del fútbol?

Como te he dicho anteriormente el día da para mucho pero para menos de lo que me gustaría. Como hobbie destacaría que me gusta leer (leo menos de lo que querría) y algún rato a la semana me gusta desconectar jugando a la Playstation.

P. Terminamos la entrevista, no sin antes agradecerle el tiempo dedicado, y deseando poder volver a encontrarnos por los terrenos de juego, ¿quiere mandarle algún mensaje a todos nuestros seguidores, entrenadores, jugadores,…?

Dar las gracias al Presi, Ángel, por su confianza durante tantos años. También agradecer a la Junta Directiva, a Gonzalo y a Rafa por estar ahí, siempre apoyando a los entrenadores y jugadores. A los entrenadores del club, les diría que están haciendo un gran trabajo para hacer más grande a la UD.Amistad. A los jugadores, que entiendan que están en un gran club y que somos todos muy afortunados e instarles a que sigan trabajando como lo están haciendo. Déjame despedirme agradeciendo a mis jugadores la gran temporada que han hecho, su esfuerzo y su sacrificio. Y, por último, quería dar las gracias a Mariano Ayneto por haberme llevado al club hace quince años y darme la posibilidad de poder trabajar en este gran CLUB y esta GRAN FAMILIA. Muchas gracias también a ti, David, por hacerme la entrevista. 

P. Muchas gracias!!