Contáctanos

Seleccionar página

El estadio

Situado a tan sólo 10 minutos de la Plaza del Pilar, San Panteleón se encuentra situado en la calle Castellar, en la parte alta del barrio de Juslibol, conocida como el escarpe de yesos de El Castellar, divisando desde él una preciosa vista de la ciudad de Zaragoza.

Dirección

Calle Zaragoza, 96, 50191 Juslibol, Zaragoza

Si prefieres utilizar el transporte público, la línea 43 conecta actualmente desde la Avenida María Zambrano (C.C. GranCasa) con el barrio de Juslibol.

Si lo que deseas es venir en coche, nada más entrar en Juslibol tomaremos la primera calle a la derecha, el viejo camino de Alfocea, para a continuación y a tan apenas unos 50 metros, tomar un desvío hacia la izquierda por la calle de Las Flores, a través de la cual afrontaremos una pronunciada cuesta que nos lleva a nuestro estadio, San Pantaleón.

Historia de San Pantaleón

La U.D. Amistad desarrolla su vida futbolística en las instalaciones del campo de fútbol San Pantaleón, en el barrio zaragozano de Juslibol. Pero…¿conoces la historia que la rodea?

Todo nombre tiene su origen, y Juslibol no iba a ser menos. La historia data de nada menos que 1101, cuando Pedro I conquista estas tierras hasta entonces en manos musulmanas, y decide cambiar el antiguo nombre de Mezi Meeger por el actual Juslibol, que deriva del grito de guerra de los Cruzados, «Deus lo vol» (Dios lo quiere).

Una vez conocido el origen del nombre Juslibol, conviene detenernos en conocer cuál es el origen del nombre de nuestro estadio, San Pantaleón. El nombre del estadio tiene su origen en el patrono de Juslibol, San Pantaleón, un ilustre médico de origen turco, que dedicó su vida en exclusiva a aquellas personas más necesitadas.

Cuenta la leyenda que Pantaleón encontró a un niño muerto por la mordedura de una víbora que dormía tranquila al lado de su víctima. Ante tal hecho, mandó al niño que se levantara y a la víbora que muriera… y así sucedió.

Siglos después, San Pantaleón es muy venerado en una gran cantidad de países en todo el mundo, celebrando su fiesta el día 27 de julio, conmemorando el día en que fue decapitado.

Historia de San Pantaleón

El barrio de Juslibol quizá sea uno de los barrios más desconocidos de la ciudad de Zaragoza, pero dentro de este desconocimiento, nos encontramos con un barrio que nos ofrece grandes espacios naturales y paisajísticos. Situado a pies del escarpe de El Castellar, ofrece desde prácticamente cualquier punto una preciosa vista de toda la ciudad de Zaragoza, destacando vistas naturales como la fértil huerta zaragozana, y vistas monumentales, como la Basílica del Pilar, o uno de los edificios más representativos de la Expo 2008, la magnífica Torre del Agua.

Pero sin duda, si por algo es conocido Juslibol, es por su precioso y enigmático Galacho. El Galacho de Juslibol es un meandro abandonado por el río Ebro, el cual tiene su origen el 2 de enero de 1961, como consecuencia de la mayor avenida del Ebro en todo el siglo XX. Una vez el río recuperó la normalidad y ocupó su nuevo cauce, el antiguo meandro permaneció inundado en las partes más bajas, dando lugar a un espacio natural de 100 hectáreas de terreno, donde más de 350 especies botánicas y más de 5000 especies de animales conviven en armonía, alejados del ruido y la contaminación generada en Zaragoza, a escasos 4 km de este entorno mágico. Sin duda alguna, un espacio único que merece ser visitado, recomendando especialmente su paseo en bicicleta.

Instalaciones

Nuestras actuales instalaciones la componen un campo de fútbol 11 de tierra, que a la vez se divide en dos campos de fútbol 7, donde desarrollamos nuestra principal actividad deportiva.

Por otro lado, disponemos de un campo multiusos en la parte trasera del estadio, un pequeño e ideal lugar donde muchos equipos realizan el calentamiento antes de saltar al terreno de juego, y que a la vez permite por su ubicación encontrar un lugar de tranquilidad y concentración previo a la disputa del encuentro.

Nuestras instalaciones se completan con 5 vestuarios para equipos locales y visitantes, así como una zona de cafetería, donde el ambiente a fútbol y compañerismo se respira por todos lados.